Acción del Espíritu Santo en las personas



SÓlo podemos se
r santos con la asistencia del EspÍritu Santo

1. Es imposible alcanzar santidad alguna si no tratamos al Espíritu Santo.

2. Todos los Santos han tenido un trato especial con Él. De ahí la gran importancia de conocerlo mejor.




Entre las miles de citas sobre el Espíritu Santo muestro sólo algunas:

Santa Catalina de Siena, "El Diálogo. Oraciones y Siloquios"

"Ciertamente, el Espíritu Santo es en nosotros nuestro servidor, porque nos reparte esta doctrina, iluminando nuestro entendimiento e induciéndonos a que le sigamos. Igualmente nos administra la caridad del prójimo y el hambre del manjar de las almas y de la salvación de todo el mungo por honor a tí, Padre".


 

San Antonio María de Claret, Escritos Espirituales

"Como dice San Pablo, nadie puede pronunciar el nombre de Jesús sino en virtud del Espíritu Santo. Muchas son las divisiones de las gracias, pero el Espíritu Santo es uno no más [...] porque a unos por el espíritu se les ha dado la palabra de la sabiduría o el don de predicar; a otros, el don de enseñar, pero por un mismo espíritu; a aquéllos se les ha dado el don de la fe, y a éstos el don de curaciones por un mismo espíritu; a unos se les ha concedido la gracia de hacer milagros; a otros el don de la profecía; a éstos, el don de la discrección de espíritus; a aquellos el don de lenguas; a aquellos otros, el don de interpretar las Escrituras. Todas estas cosas las obra un mismo espíritu, dividiendo o distribuyendo a cada uno como le place". El Espíritu Sacerdotal


 

San Pío de Pietrelcina, CARTAS


"Bienaventurada el alma que posee todas estas bellas virtudes, frutos del Espíritu Santo.

El alma favorecida con su presencia debe colaborar con Él en estos tres niveles: removiendo positivamente los obstáculos, entregándose del todo a Él, y dejándose guiar con plena docilidad. Deja que el Espíritu Santo actúe en tí, abandónate en su influjo y no temas".


 

San Josemaría Escrivá de Balaguer, obras


"Frecuenta el trato del Espíritu Santo —el Gran Desconocido— que es quien te ha de santificar. No olvides que eres templo de Dios. —El Paráclito está en el centro de tu alma: óyele y atiende dócilmente sus inspiraciones".
Camino 57

"Entre los dones del Espíritu Santo, diría que hay uno del que tenemos especial necesidad todos los cristianos: el don de sabiduría que, al hacernos conocer a Dios y gustar de Dios, nos coloca en condiciones de poder juzgar con verdad sobre las situaciones y las cosas de esta vida". El gran desconocido 133



La fidelidad en el cumplimiento de las inspiraciones del Espíritu Santo es el camino mas corto


"El alma delicada sigue fielmente el más pequeño soplo del Espíritu Santo, goza por este Huésped espiritual.

¡Oh, si las almas quisieran escuchar al menos un poco la voz de la conciencia y la voz, es decir la inspiración del Espíritu Santo! Digo: Al menos un poco, ya que si una vez nos dejamos influir por el Espíritu de Dios, Él Mismo completará lo que nos falte.

De verdad, el Espíritu Santo no habla a un alma distraída y charlatana, sino que, por medio de sus silenciosas inspiraciones, habla a un alma recogida, a un alma silenciosa. Si se observara rigurosamente el silencio, no habría murmuraciones, amarguras, maledicencias, chismes, no seria tan maltratado el amor del prójimo, en una palabra, muchas faltas se evitarían. Los labios callados son el oro puro y dan testimonio de la santidad interior.

Debemos rogar frecuentemente al Espiritu Santo por la gracia de la prudencia".

 

Gabrielle Bossis, "el y yo"

 

...la alegría de vuestras almas está en el trato habitual con vuestro Creador, vuestro Salvador, en unión del Espíritu Santo.







El Santo de cada día...

Don Javier Sesé, profesor de Teología en la Universidad de Navarra.

Teología para Laicos


INVOCACION AL ESPIRITU SANTOORACION DE SAN AGUSTIN AL ESPIRITU SANTO

Suscribción

Reciba las novedades en su email
Nombre:
Email:{emailcloak=off}
 

¡Haga que llegue a todos!